PACE-RI ha terminado de administrar la primera dosis de las vacunas COVID a todos nuestros participantes que eligieron vacunarse y ya está en marcha la segunda ronda de inyecciones. Este es un gran paso adelante para nuestra población participante, que se encuentra entre las personas más vulnerables durante la pandemia.

Dado que muchos participantes han sido vacunados en sus centros de vida, esto eleva el porcentaje de nuestra población con al menos una dosis al 72%, mucho más alto que el promedio estatal para su grupo de edad. También representa un impulso significativo para vacunar a las personas de color en RI, que hasta este momento están subrepresentadas en términos de vacunaciones.

P1022105-768x512

Después de recibir un aviso de tan solo unos días de que recibirían dosis de la vacuna, PACE El personal clínico puso en marcha un plan para garantizar que todos los participantes que quisieran una inyección la recibieran, incluidos los que estaban confinados en casa. Mientras tanto, con s disponibles limitadospace in PACEEn los centros de día, las enfermeras tenían que coordinarse con el personal de transporte para asegurarse de que todos estuvieran en el lugar correcto en el momento correcto.

"Realmente fue un esfuerzo de equipo", dijo Cherie Aiello, PACE-RIGerente de Enfermería y Atención Domiciliaria. “Teníamos una agenda muy apretada y trabajar con el transporte ayudó mucho. Todos entendimos la importancia de hacer que esto suceda ".

En coordinación con el estado, PACE-RI ahora está mirando hacia la comunidad en general, particularmente a los residentes locales confinados a sus hogares que necesitan ayuda. Esperamos que los mismos equipos clínicos que viajaron a los hogares de los participantes vayan a las residencias y apartamentos para administrar la vacuna a los ancianos que, de lo contrario, podrían pasar desapercibidos.

“Estamos enfocados en vacunar a los participantes para asegurarnos de que estén protegidos, y estoy deseando salir para ayudar a los miembros de la comunidad confinados en sus hogares tan pronto como podamos”, dijo Betsy Canino, PACE-RIJefe de Servicios Clínicos. "Hay tantas personas mayores que aprovecharían la oportunidad de vacunarse, pero no tienen los medios ni la movilidad para hacerlo".